Variedades

Los beneficios de las plantas han sido ampliamente estudiados desde la antigüedad hasta nuestros días. De hecho, muchas de ellas son utilizadas en la industria farmacéutica. Las infusiones más comunes y conocidas en nuestra cultura son manzanilla, tila, poleo-menta y anís.

  • Manzanilla

Matricaria chamomilla es su nombre científico. ¿Sabías que el nombre del género viene del nombre latino matriz (útero)? Ya por entonces era bien conocidas sus cualidades como remedio para muchas enfermedades relacionadas con la mujer. Es una planta que nace en climas cálidos, semicálidos, semisecos y templados. Se caracteriza por su color amarillo y blando.

Egipcios, griegos y romanos ya la utilizaban contra las enfermedades de hígado y contra los dolores intestinales. Se podría decir que actualmente es la infusión madre, es decir, una de las más consumidas en el mundo. Por lo general se ha utilizado para tratar diarreas, tratornos digestivos leves, gastritis, cólicos o indisgestiones. Asímismo, se suele emplear para irritaciones o imflamaciones de los ojos. En este caso es preciso colar bien la infusión y dejar enfriar antes de utilizarla. Otras utilidades que se le han asociado son las que tienen que ver con afecciones respiratorias, como es el caso del asma, tos o catarro; así como para curar heridas superficiales por su carácter cicatrizante y tratar el acné. También se utiliza en la industria coméstica, tanto productos para tratamiento del cabello como perfumes.

manzanilla infusion

Menta-Poleo

Su nombre científico es Mentha pulegium L. El nombre de la especie, se lo debe a la palabra “pulex” que viene del latín y significa pulga. El origen se haya en la antigüedad, ya que se utilizaba esta planta para ahuyentar a los insectos. Se quemaba y se utilizaba como repelente. El poleo es una planta aromática conocida desde hace siglos en todo el Mediterráneo y Asia occidental, donde crece espontáneamente. Crece en zonas húmedas, junto a ríos y estanques.

Comúnmente se ha utilizado esta infusión para ayudarnos a hacer la digestión, expulsar gases, ideal para combatir la fiebre y la gripe gracias a su rico contenido en mentol que nos ayuda a evaporar el calor corporal y bajar la temperatura. Ayuda a disolver las mucosidades en los bronquios. Sus propiedades anticoagulantes facilitan la circulación de la sangre y se ha utilizado también para aliviar el dolor. Las mujeres también lo han utilizado para expulsar la sangre en menstruaciones difíciles. Sus propiedades antibacterianas lo convierten en un buen aliado contra afecciones cutáneas y sus propiedades antiinflamatorias y astringentes lo convierten en un buen alidado contra las picaduras de insectos. El tratamiento de picores con esta infusión alivia y produce frescor. También parece ir bien para tratar infecciones de vagina, así como aliviar el dolor de las hemorroides.

Poleo menta

Tila

Tilia x Europaea es su nombre científico. Se suele cultivar en jardines y parques. Resiste bien la contaminación, algo que la hace una planta perfecta para ciudad.

Comúnmente la tila se ha asociado al estado de vigilia. Incluso existe una expresión popular que dice “tómate un tila” cuando quiere decir que te relajes o no te lo tomes tan a pecho. Su capacidad antiespamódica y sedante la convierten en una infusión perfecta para combatir el insomnio, estrés y nervios. También ha sido recomendada para aliviar los dolores de estómago, contra la taquicardia y en procesos de estrés, ya que la tila es capaz de relajar el músculo cardíaco para que el corazón vuelva a su ritmo normal. Mejora procesos respiratorios, asma resfriados, gripes, faringitis o tos. Ayuda a combatir el reumatismo al favorecer una sudoración más constante y eliminar así toxinas. A través de sudor se eliminan toxinas que permiten aliviar las articulaciones y disminuir las molestias que produce esta enfermedad. Dolor de cabeza, abdominal y cuello también pueden tratarse con la tila.

Tila

Anís

Desde la era antigua, esta hierba se ha empleado con fines mágicos, así como por su buen aroma, que proporcionaba un aliento fresco al mascarla. España es uno de los principales productores de esta hierba, ya que le es muy favorable el clima mediterráneo. Sus propiedades expectorantes, como tónico estomacal y digestivo hacen de ella una de las plantas medicinales más empleadas. Asimismo, tiene la propiedad de regular las funciones menstruales, así como de aliviar la flatulencia. Al no ser soluble en agua, para prepararlo es necesario vertir en el agua algún tipo de anisado ya preparado, en lugar de la propia esencia, que hace que ésta se ponga lechosa. Esta bebida es de gran utilidad como digestivo. Asimismo, se emplea con frecuencia en la cocina para dar aroma y sabor, sobre todo, a los dulces.

Anís