Granizado de té verde

El verano se ha colado en nuestra rutina y poco a poco, el calor empieza a ser el protagonista principal de estos días que estiran las horas para permitirnos disfrutar de la luz durante más tiempo. Uno de los mandamientos principales del verano es mantenerse bien hidratado. Y si además, a eso le unimos las ganas de refrescarnos, parece que los granizados se presentan como una opción muy apetecible. Existen granizados de todo tipo. En esta ocasión, os enseñaremos a preparar un granizado de té, ideal para acompañar las tardes de terraza mientras disfrutas de una agradable lectura o en compañía.

Granizado de té

Ingredientes:

  • Dos cucharadas de té verde
  • 1/2 litro de agua
  • Menta o hierbabuena
  • Azúcar, edulcorante o stevia
  • Rodaja de limón

Modo de preparación:

Primero calentaremos el agua. Se puede utilizar un hervidor o calentar el agua directamente en una tetera y ponerla al fuego. Antes de hervir, apagar el hervidor o el fuego. A continuación, verter el agua sobre la tetera o jarra donde hemos colocado el té y añadir las hojas de menta o hierbabuena. Dejar reposar 5 minutos y retirar el té y las hojas. Endulzar al gusto.

 

Esperaremos entre 15 y 30 minutos para que la bebida no esté tan caliente y seguidamente la introduciremos en el congelador. Es importante que la bebida no llegue a congelarse por completo. Por eso recomendamos abrir el congelador cada 30-40 minutos y remover con un tenedor para evitar que se haga un bloque.

 

Una vez listo, lo ideal es utilizar vasos de cristal grueso y altos como los que se usan para el mojito o la caipirña. Es muy recomendable haber metido los vasos en el congelador para enfriarlos, así podremos disfrutar de nuestro granizado más tiempo. Verter el granizado en el vaso, adornar con una hoja de menta o hierbabuena y una rodajita de limón. Ya está listo nuestro granizado, ¡a refrescarse!


Post Tagged with , ,