El té y los cítricos pueden prevenir el cáncer de ovario

Investigadores de la Universidad de East Anglia (Gran Bretaña) revelan que una taza de té puede ayudar a prevenir el cáncer de ovario. Té, manzanas, uvas, vino tinto o zumo de naranaja, ricos en flavonoles y flavanonas (dos tipos de flavonoides), disminuyen significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de ovario epitelial, la quinta causa de muerte por cáncer entre mujeres.

Te y citricos cancer ovario

El estudio, publicado en American Journal of Clinical Nutrition, analizó los hábitos alimenticios de 171.940 mujeres de edades comprendidas entre los 25 y 55 años durante más de 30 años. Aquellas que consumieron alimentos y bebidas con alto contenido en flavonoles (se encuentran en el té, vino tinto, manzanas y uvas) y flavanonas (cítricos y zumos) eran menos propensas a desarrollar la enfermedad.

Según la directora del estudio, Aedin Cassidy, éste es el primer estudio a gran escala que analiza si la ingesta habitual de diferentes flavonoides puede reducir el riesgo de cáncer de ovario. La investigadora resaltó la importancia del té y de los cítricos como principales fuentes de estos compuestos. Concluyó que pequeños cambios en los hábitos podrían traducirse en un menor riesgo, “beber dos tazas de té negro cada día se asoció con una reducción del 31% en el riesgo de cáncer“.

Leer la noticia en el diario ABC.