#DIY: Cómo preparar un exfoliante de té verde para la piel

La llegada del verano es una llamada de atención, significa que tenemos que ponernos “monos y monas”. Controlamos más lo que comemos, nos marcamos unas pautas de ejercicio físico, limitamos los excesos a fechas más puntuales, extremamos la precaución con el cuidado de la piel y el pelo,… En fin, que ponemos toda una ingeniería de cuidados en marcha para intentar restablecernos, por así decirlo.

Foto de athenasarmoury (Flickr)

Foto de athenasarmoury (Flickr)

Y aprovechando este momento, hemos querido compartir con vosotros un truco para hacer que nuestra piel agradecerá. ¿Sabías que puedes preparar en casa un exfoliante de té verde? Con la llegada del verano, las horas de sol, la playa y la piscina hacen que la piel se reseque y se resienta. Utilizar un exfoliante hará que ésta vuelva a tener brillo propio. Y, ¡qué mejor que hacerlo tú mismo!

El ingrediente estrella de nuestro exfoliante será el té matcha, rico en vitaminas y antioxidantes. Además, utilizaremos hojas de té verde que nos permitirán conseguir una exfoliación extra, azúcar – que suele encontrarse en todo exfoliante que se precio-, y para terminar, aceite de coco y aceite de menta.

Cuchara Te Matcha

El exfoliante que vamos a preparar es perfecto para utilizar una o dos veces por semana durante la ducha. Ahora sí, manos a la obra, el exfoliante del verano nos está esperando. Un DIY sencillo de hacer. Y si eliges un tarro bonito y lo empaqueta de una manera curiosa, puede ser también un regalo diferente.

Ingredientes

  • Una taza de azúcar
  • Una cucharada de té matcha
  • Una cucharada de té verde en hojas (equivalente a dos bolsitas de té, aproximadamente)
  • 1/4 de taza de aceite de coco
  • Unas cuantas gotas de aceite de menta

¿Cómo preparar en casa el exfoliante a base de té verde?

  1. En un bol grande, mezcla el té matcha, las hojas de té verde y el azúcar.
  2. Ve añadiendo el aceite de coco poco a poco intentando que la mezcla quede homogénea. Al final, vierte unas gotas de aceite de menta.
  3. Es fundamental que puedas guardar el exfoliante en un tarro hermético para conservarlo mejor. Si lo mantienes en el frigo, te aguantará más.
  4. Disfrútalo y dale vida a tu piel.
Post Tagged with , , ,